Programa de Desarrollo Rural

Desarrollo Rural

Áreas protegidas



Damos color a nuestros pueblos

El presidente de RECAMDER anima a las plataformas de la España Vaciada a participar en los GDR

José Juan Fernández apela a la “necesidad de unir fuerzas” para que la Coordinadora Nacional de la España Vaciada se adhiera a los Grupos

Tras la decisión de las diferentes plataformas contra la despoblación de conformar una Coordinadora Nacional de la España Vaciada, el presidente de Red Castellanomanchega de Desarrollo Rural (Recamder), José Juan Fernández, ha destacado el papel de los Grupos de Desarrollo de Rural como herramienta fundamental a la hora de representar al territorio y de canalizar sus demandas y necesidades. Desde su creación, han demostrado que son capaces de recoger las sensibilidades de los diferentes sectores de la sociedad, que difícilmente podrían articularse y hacerse visibles sin una estructura como la que presentan los grupos.

Uno de los objetivos prioritarios de los Grupos de Acción Local es aumentar la participación de los agentes del territorio en las decisiones que les afectan, no solo en la definición de la estrategia de desarrollo para cada programación, sino también dando cabida a los diferentes colectivos que trabajan día a día por nuestros pueblos. Aunque esa presencia está garantizada por ley, pues el sector privado representa al menos el 51 % en las Juntas Directivas de los Grupos y el 49 % restante como máximo puede estar representado por los ayuntamientos, cuyos representantes previamente han sido elegidos democráticamente por los vecinos de cada uno de los pueblos, siempre es positivo sumar colectivos que comparten el objetivo de trabajar por la supervivencia del mundo rural y sobre todo por garantizar las condiciones básicas para que cada persona pueda elegir libremente dónde quiere vivir.

Los grupos han venido demostrando su capacidad para gestionar mediante la Estrategia de Desarrollo Local Participativa los fondos Leader y los intereses de los distintos territorios que representan. Especialmente la provincia de Guadalajara, un ejemplo en la lucha por sus intereses, como demostró en la programación 2007-2013, donde consiguió ejecutar fondos muy por encima de los inicialmente asignados a los grupos de la provincia; o en esta programación 2014-2020, donde la creación de un grupo más supuso que, pese a la reducción significativa de fondos Leader, la provincia no haya visto prácticamente menguado su potencial económico para apoyar proyectos de desarrollo. En lo que va de programación todos los grupos de la provincia están cumpliendo ampliamente con la senda financiera fijada y además se han convertido en un referente en toda España con la firma y adhesiones conseguidas al Manifiesto de Sigüenza como exponente de las demandas de la verdadera sociedad civil de Guadalajara, nacido de un foro con más de 600 participantes.

Son muchos los emprendedores que han puesto en marcha sus proyectos gracias a los fondos europeos gestionados por los grupos y a la labor de asesoramiento permanente que con dedicación y profesionalidad realiza su personal. Y muchos también los municipios especialmente los menores de 1000 habitantes que han podido mejorar sus servicios básicos a la ciudadanía, algo que resulta clave para el mantenimiento de la población en ellos.

Tal y como ha recordado Fernández, “con seguridad, todos los que compartimos el espíritu reivindicativo que nos llevó a manifestarnos para hacer visible el reto que supone la despoblación para nuestro país, también compartimos objetivos y esperanzas. Por este mismo motivo, se hace necesario, ahora más que nunca, unir todos nuestros esfuerzos”. El presidente de Recamder ha animado de esta manera a las cuatro plataformas castellanomanchegas (La Otra Guadalajara, Cuenca Ahora, Paisanos de Sancho y SOS Talavera y Comarca.) que pasarán a formar parte de la coordinadora de la España Vaciada a participar en el proyecto común que, sobre la base del trabajo diario de los Grupos de Desarrollo Rural de nuestra región, se materializa en Recamder. Es precisamente este trabajo conjunto y coordinado el que ha garantizado que los recursos europeos reviertan de forma efectiva y tangible en los territorios que más lo necesitan.