Programa de Desarrollo Rural

Desarrollo Rural

Áreas protegidas



Damos color a nuestros pueblos

Recamder en los medios

Adiman presenta en el IV Congreso Ciudades Inteligentes un innovador proyecto de turismo rural inteligente y sostenible

4 congreso ciudades inteligentes

El proyecto DRIS, Destinos Rurales Inteligentes y Sostenibles, tiene como objetivo final atraer visitantes y pobladores a la provincia de Cuenca y cuenta con la participación de los 5 grupos de acción local de la provincia.

Los días 30 y 31 de mayo se celebra en Madrid el IV Congreso Ciudades Inteligentes, dirigido a la Administración, profesionales y empresas de todos los sectores relacionados con las ciudades inteligentes. En el marco de este congreso, La Asociación para el Desarrollo Rural de la Manchuela Conquense, Adiman, presentará por primera vez de forma pública un nuevo proyecto que ha coordinado durante los últimos meses junto a los otros cuatro grupos de acción local de la provincia de Cuenca.

La ponencia que expondrá el proyecto DRIS, Destinos Rurales Inteligentes y Sostenibles, correrá a cargo de Don Miguel Ángel Moraga, gerente de Adiman, que explicará a los asistentes en qué consiste este nuevo proyecto, cómo se va a desarrollar y cuáles son sus objetivos finales.

Una vez más los grupos de acción local demuestran su incansable esfuerzo para luchar contra uno de los principales problemas de nuestra provincia, la despoblación, cuya solución pasa por innovar y generar nuevas propuestas como la que en este caso van a llevar a cabo próximamente en la provincia de Cuenca los grupos de acción local, coordinados por Adiman.


Adjuntamos un resumen del proyecto DRIS que se presentará en Madrid.

Resumen: El Proyecto DRIS consiste en desarrollar un modelo de gestión turística adaptada al territorio rural que contribuya a dinamizarlo turísticamente y a crear valor sostenible para residentes, visitantes y nuevos pobladores combatiendo el despoblamiento. La participación de los cinco GDR de Cuenca asegura la implicación de todos los agentes.

El proyecto surge en un contexto marcado por una economía global y digital con una sociedad hiperconectada y acostumbrada a la inmediatez, donde las ciudades están aplicando las nuevas tecnologías para mejorar sus servicios y consolidar su posición como polos de desarrollo e innovación y lugares donde vivir y emprender. En consecuencia, el medio rural pierde atractivo como espacio para vivir y acentúa su despoblamiento dificultando el relevo generacional, lo que hace necesario encontrar fórmulas para promover el medio rural como un lugar para vivir donde también se innova y se generan oportunidades.

El proyecto se centra en el turismo sostenible por su indudable capacidad de contribuir a generar una imagen de marca positiva, su compatibilidad con la preservación del patrimonio natural y cultural y además porque facilita la participación de la población local, especialmente de colectivos con mayor dificultad de empleabilidad como las mujeres y los jóvenes. El modelo DRIS busca también adaptar el actual modelo Destino Turístico Inteligente DTI, muy centrado en destinos urbanos o con límites administrativos bien definidos, a las características del medio rural español, donde no siempre los atractivos coinciden con las delimitaciones administrativas.