Programa de Desarrollo Rural

Desarrollo Rural

Áreas protegidas



Damos color a nuestros pueblos

RECAMDER respalda el Manifiesto de Sigüenza para la supervivencia de los pueblos

El presidente de la Red participó en una de las mesas redondas del I Foro de Desarrollo Rural Pueblos con futuro y aseguró que el futuro de las ciudades está ligado al de los pueblos
 
ARENALES DE SAN GREGORIO.- La Red Castellano Manchega de Desarrollo Rural (RECAMDER), que aglutina a los 29 Grupos de Acción Local existentes en Castilla-La Mancha, ha respaldado el denominado Manifiesto de Sigüenza, un decálogo que incluye medidas concretas y reales para frenar la despoblación y garantizar la supervivencia de los pueblos de la región y de toda España.
 
El presidente de RECAMDER, José Juan Fernández, participó en el I Foro de Desarrollo Rural Pueblos con futuro celebrado ayer en Sigüenza, en el que cerca de 600 personas analizaron la situación que se vive en los pueblos desde su propia experiencia personal y debatieron las posibles soluciones para atajar el problema de la despoblación. 
 
 
En su intervención en dicho foro, José Juan Fernández, explicó que hay que enseñar a la gente de la ciudad los valores y oportunidades que ofrecen nuestros pueblos y hacerles ver que el futuro de sus ciudades está ligado al de los pueblos y añadió que la próxima década debe ser la década para conseguir la igualdad de la gente que vivimos en los pueblos.
 
Para ello, apeló a la necesaria discriminación positiva a favor de la gente del medio rural, porque más allá de lo que engloba el término ruralidad, “son las personas las que dan sentido a los pueblos y son ellas las que cuidan de los recursos naturales, guardan la historia, cuidan de las tradiciones y costumbres, y explotan el medio rural. 
 
En este sentido,  resaltó que si las personas desaparecen de los pueblos, desaparece todo y animó a las personas que viven y trabajan en los pueblos a participar en los Grupos de Acción Local para seguir aportando ideas y soluciones que contribuyan a hacer más atractivo vivir en los pueblos y a paliar las dificultades diarias a las que tienen que enfrentarse por vivir en estos pequeños núcleos poblacionales.   
 
En la mesa Actores políticos y socioeconómicos en el medio rural, Fernández recalcó que hay que mantener vivo el espíritu de Sigüenza, que nace con mucha fuerza y con un futuro por delante para nuestros pueblos.  
 
El presidente de RECAMDER calificó de histórico este encuentro porque los protagonistas son las personas de los pueblos y ellos son quienes se están involucrando en escribir su futuro. Asimismo, felicitó a los Grupos de Acción Local alcarreños por el éxito conseguido porque no es fácil reunir a casi 600 personas en un pueblo para alzar la voz y exigir medidas serias, firmes y reales que eviten el envejecimiento y el despoblamiento de los núcleos rurales”.
 
A la jornada también asistieron representantes de los 29 Grupos de Acción Local existentes en la región e integrantes de RECAMDER.
 
Manifiesto de Sigüenza
 
Entre las diez medidas recogidas en el Manifiesto de Sigüenza se encuentran modificar la financiación de las corporaciones locales teniendo en cuenta como factor evaluable la despoblación; garantizar un mejor suministro eléctrico, de telefonía y de Internet, además de crear un bono rural del 25% sobre la energía consumida y contratada; fijar un complemento económico del 25% sobre su salario para los empleados públicos que fijen su residencia en municipios rurales y que se refleje como mérito en el baremo de concursos y oposiciones así como incrementar el número de efectivos de la Guardia Civil en los territorios rurales. 
 
El Manifiesto también apela a reservar una lámina mínima del 40% de los embalses de cabecera; que la Ley de Ordenamiento del Territorio y de la Actividad Urbanística (LOTAU) desarrolle un reglamento específico para atender las necesidades del mundo rural y que se permita la instalación de empresas sin que haya polígonos industriales; reducir la fiscalidad para el trabajador y para la empresa y fijar la aplicación de un IVA al 0% en los productos de primera necesidad y de un 7% al resto; bonificación del 50% en la cuota de autónomos rurales y ayudas a la creación de empleo incrementadas en 150% sobre el resto. 
 
Asimismo, se recoge la implementación de la cotitularidad de las explotaciones agrarias; el apoyo a los productos locales y de temporada con un etiquetado obligatorio para productos agroalimentarios como la miel; y que el medio rural tenga los servicios, recursos y oportunidades comparables al medio urbano estableciendo una Carta de Prestación de Servicios Básicos de obligado cumplimiento. 
 
El objetivo del Manifiesto de Sigüenza es conseguir el apoyo y el compromiso de administraciones, empresas de servicio, asociaciones, colectivos nacionales, regionales y provinciales, además del apoyo de personas vinculadas al medio rural, porque esto es sólo el punto de partida de un movimiento que ha venido para quedarse y para marcar un antes y un después en la lucha contra la despoblación de nuestros pueblos, aseveraba José Juan Fernández.